Hernia umbilical

Una hernia umbilical se produce cuando una parte del intestino sobresale a través de la abertura de los músculos abdominales cerca del ombligo. Las hernias umbilicales son frecuentes y, en general, son inofensivas.

Las hernias umbilicales son más frecuentes en los bebés, pero también pueden afectar a los adultos.

Síntomas

La hernia umbilical produce una leve hinchazón o bulto cerca del ombligo. En los bebes que tienen una hernia umbilical, el bulto se puede ver únicamente cuando lloran, tosen o hacen algún esfuerzo.

 

Las hernias umbilicales en los niños no suelen causar dolor. Las hernias umbilicales que aparecen en la adultez pueden causar molestias abdominales.

¿Cuándo consultar al especialista?

Agenda una cita si el bulto se vuelve doloroso y sensible al tacto. Un diagnóstico y un tratamiento inmediatos pueden ayudarte a prevenir las complicaciones.

Cuasa

Durante la gestación, el cordón umbilical pasa a través de una pequeña abertura en los músculos abdominales del bebé. Esta abertura, normalmente, se cierra justo después del nacimiento. Si los músculos no se cierran por completo en la línea media de la pared abdominal, puede aparecer una hernia umbilical en el momento del parto o en algún momento de la vida.

En los adultos, demasiada presión abdominal contribuye a las hernias umbilicales. Las causas del aumento de la presión en el abdomen incluyen:

  • Obesidad.
  • Embarazos múltiples.
  • Líquido en la cavidad abdominal.
  • Cirugía abdominal previa.
  • Diálisis peritoneal a largo plazo para tratar la insuficiencia renal.